jorge_sossa_11.jpg
ilus
tra
ción

ordenadores robotizados

Algunos pueden llegar a sentir verdadero pavor al enfrentarse a ellos mismos, por eso optan por fantasear con el pensamiento positivo, el fanatismo, formas de espiritualidad o materialismo... Negando lo que el cuerpo grita no se supera el pasado, uno no se vuelve positivo, solo se duerme más. Debajo de la carcasa del discurso personal duerme el verdadero ser humano y todo su potencial.
El ser humano no posee esencia, la crea de instante en instante. La búsqueda de lo trascendental, finalmente, es inútil, lo fructífero es elegir convertirse en creador y en maestro del campo de infinitas posibilidades.

jorge_sossa_10.jpg
Jorge_Sossa_2.jpg